Cuando vas montado en la moto, los olores te ayudan a reconocer los paisajes.
El otro día que salí a dar una vuelta con la Vespa, sentí el olor a hierba recién cortada y me paré a respirar ese olor, ¡me encanta!
Como podréis imaginar aquí en el pirineo es muy habitual encontrar ganaderos recogiendo la hierba de los prados y empacando para el invierno.
Cuando vas en la moto, los olores parece que se potencian porque se une frescor y olor, entonces dices eso de -… ¡qué bien hueleee! y se siente tranquilidad y serenidad con la naturaleza, todo lo contrario de lo que al parecer sienten las plantas.

Hace tiempo leí, que este olor que nos resulta tan agradable a algunas personas, se produce cuando la planta se siente atacada por el corte, o por ser fruto del pasto del ganado, entonces las hojas cortadas liberan un compuesto químico, que para ellas se traduce en una señal de alarma. Además, tiene un nombre GLV (esto ya lo he mirado) se traduce como “VOLÁTILES DE HOJAS VERDES”, en inglés GREEN LEAF VOLATILES.

Hay otros compuestos químicos que desprende la hierba y que actúan como insecticida manteniendo a los insectos lejos, estos compuestos también alertan a plantas vecinas de que se le están cortando las flores pidiéndoles ayuda para alimentar sus raíces y que puedan crecer más rápido posteriormente.

Algo que nos puede pasar desapercibido cuando vamos en el coche, cuando viajamos en moto llevamos los cinco sentidos más expectantes y más sensibles.
Desde VESPACITO PIRINEOS os animo a que cuando estéis paseando con la moto por estos paisajes paréis a respirar y en algún momento del camino sentiréis el “Olor a hierba recién cortada”.

En casas rurales con encanto, en el pirineo, sallent de gállego, Panticosa donde hay mucho pasto. En Vespacito pirineos alquiler de motos hemos sentido esto.

Share This
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies